CIUDADANO
JUEZ DE PRIMERA INSTANCIA EN LO CIVIL DE
SU DESPACHO

Yo , mayor de edad, de este domicilio, de nacionalidad de profesión , de estado civil y titular de la Cédula de Identidad No asistida en este acto por el Doctor , aboga­do venezolano en ejercicio, y también de este domicilio, inscrito en el Inpreabogado bajo el No , ante usted, con la venia de estilo, ocu­rro y expongo: En el año , inicié una unión Concubinaria con que mantuvimos en forma ininterrumpida, pública y notoria, entre fa­miliares, relaciones sociales y vecinos de los sitios donde nos tocó vi­vir en todos esos años, sobre todo el último de ellos en donde nos dedi­camos ambos a la siembra y venta de frutas y verduras y a la cría de conejos, gallinas, pavos y cochinos, y en donde hicimos juntos un capi­tal que nos permitió pagarle colegio a nuestros hijos y comprarnos un inmueble en la ciudad de , jurisdicción de según consta de documento debidamente registrado que acompaño marcado con la letra “A”. En dicho documento como puede verse aparece como pro­pietario solamente mi concubino. Pero es el caso, Ciudadano Juez que hace meses, mi prenombrado concubino falleció en nuestra ca­sa el día , según consta de la Partida de defunción que acompaño marcada “B”. Acompaño también marcadas “C”, “D”, “E” y “F” las Partidas de nacimiento de nuestros cuatro hijos nacidos durante nuestra unión Concubinaria referida y reconocidos por su pre­nombrado padre, o sea mi concubino. En la forma que expuse se hicie­ron los bienes, quedando así establecida la presunción de la comunidad Concubinaria, de acuerdo con los requerimientos establecidos en el ar­tículo 767 de nuestro Código Civil Vigente y en esa misma forma quedó establecida la evidencia de mi contribución en ese Patrimonio. Por lo tanto, solicito, con todo mi respeto y acatamiento, del Ciudadano Juez, se sirva declarar oficialmente que existió una comunidad Concubinaria entre el hoy finado y yo, que comenzó el año pro­bado como está, que el año siguiente nació nuestro primer hijo, y, que continué ininterrumpidamente como lo fue en forma pública y notoria has­ta el día de su fallecimiento que se produjo en nuestro propia casa. Pido que se declare también, que durante esa unión Concubinaria yo contribuí a la formación del patrimonio que se obtuvo con el aporte de mi propio trabajo en la tierra y con los animales, amén de las labo­res propias del hogar y el cuido esmerado que siempre le di a mi amado compañero, como se lo di y se lo doy a nuestros hijos comunes. Al te­nor del artículo 507 del Código Civil Vigente en su último aparte, so­licito respetuosamente, se ordene la publicación del Edicto. Pido se haga la participación correspondiente, con inserción de esta petición a las Autoridades competentes del Ministerio de Hacienda, en Materia de Sucesiones. Igualmente, pido que se notifique al ciudadano Procura­dor de la República y al Representante del Fisco Nacional de acuerdo a las Leyes de la materia. Pido que esta solicitud sea admitida, sustan­ciada conforme a derecho y en fin declarada con lugar con todos los Pronunciamientos de Ley, y se expide copia certificada de este escrito y del auto de admisión del mismo para fines que me interesan. Es Jus­ticia que espero en la ciudad de a los días del mes de del año xxxx

Firma del solicitante y su abogado asistente,





NOTA: El Tribunal admite la solicitud y libra un Edicto haciendo saber que por el procedimien­to de Acción Mero Declarativa de comunidad Concubinaria se emplaza a todos los que tengan interés directo y manifiesto en el asunto para que comparezcan ante el Tribunal a una hora exacta de la décima audiencia siguiente a la fijación y publicación que se haga del mismo, a fin de que en dicha oportunidad tenga lugar el acto de la litis contestación.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *